Consejos para Iniciar un Huerto Urbano

Hola hortelanos. Hay muchos motivos que pueden impulsarnos a iniciar el proyecto de un Huerto Urbano. Tener alimentos más saludables es uno de ellos. Poder experimentar el placer de cultivar algo con tus propias manos, es otro. Sea cual sea el motivo crear un pequeño espacio verde es simplemente gratificante.

Algo que he aprendido después de dos años es que no necesitas gastar mucho dinero para crear tu huerto urbano. Puedes hacerlo utilizando muchos de los envases que generalmente acabarían en la basura, ayudando también así a su reciclaje.

Consejos para Iniciar un Huerto Urbano

Ahora bien, ¿qué  es un huerto urbano?. Un huerto urbano es un huerto que por motivo de espacio se instala en un jardín, balcón, un patio o terraza. Ya sea en macetas, jardineras o mesas de cultivo.

Cosas a tener en cuenta al crear un Huerto Urbano:

  • Horas de luz solar en el sitio destinado a montar el huerto.
  • Tener cerca un punto de agua.
  • Que sea un sitio fuera del alcance de nuestras mascotas, o saber controlar este aspecto.

La luz solar es una de las cosas fundamentales a la hora de montar el huerto, ya que dependiendo de ésta podremos plantar unas hortalizas u otras, en función de las horas de insolación que las hortalizas necesiten. No es lo mismo plantar solanáceas (tomates, berenjenas, pimientos), que necesitan muchas horas de sol para su correcto desarrollo, a por ejemplo hortalizas de hoja (lechugas, escarolas, espinacas) que pueden ser cultivadas con muchas menos horas de sol o en semi-sombra.

Consejos para Iniciar un Huerto Urbano

Debemos procurar que la orientación del espacio elegido sea sur (Hemisferio norte), o lo más sur posible. Pero, al ser normalmente un huerto en la ciudad, debemos tener en cuenta edificios u otros objetos que puedan quitarnos luz solar.

El punto de agua es algo obvio. Por mucho solecito que nuestras plantas puedan tener sin agua no hay vida. Será necesario tener acceso a ese punto de agua fácilmente, para realizar las tareas de riego. Podemos decidirnos por  instalar un riego  por goteo, o hacerlo de forma manual con mangueras o regaderas.

Y  por último, y no menos importante, hay que tener en cuenta a nuestras mascotas. Es importante tener el huerto protegido de nuestros animalitos, o tenerles bien educados respecto a lo que pueden o no tocar. No os gustará nada descubrir un día, al ir a hacer vuestras labores, encontrar que todo el trabajo realizado está literalmente tirado por el suelo.

Si te ha gustado el artículo tenemos muchos más, síguenos en las redes:

       Facebook   favicon  Instagram

Deja un comentario