Roly, una perrita con sorpresa

Conocí a Roly casi por casualidad, una tarde de un  3 de octubre de 2012.

Soy Patricia, la responsable de Portal Jardín y me gustaría contarte esta historia. Atentos que comienzo.

Solíamos quedar con un grupo de amigos para hacer rutas en rollers recorriendo la ciudad. Y ese día se había convocado, a través de Facebook, un paseo nocturno al que me apunté entusiasmada.

Estaba en el punto de encuentro, sentada en el suelo ajustándome los cordones de mis rollers cuando noté una pequeña silueta, como una sombra, que dudaba entre acercarse o esconderse.

Roly, una perrita con sorpresa

Mis alarmas se dispararon. No era el mejor lugar para que un perro circulara suelto. Estaban los coches de los que llegaban al encuentro, los patinadores que podían atropellarla y sufrir ellos mismos una caída y el pobre animal que estaba desorientado y asustado podría tener un comportamiento impredecible.

Decidí acercarme pero a medida que avanzaba el perrillo retrocedía desconfiado y, encima, ¡vaya imán! en dirección a la carretera.

En la esquina había una gasolinera con market y decidí comprar comida para perros para atraerla o, al menos, saciar su apetito. Obviamente, dió buenos resultados ¡es un perro! Casi todos los perros obedecen más a la palabra “toma” que a su propio nombre.

Roly, una perrita con sorpresa

Y así comencé poniendo comida en el suelo y alejarme, aunque cada vez menos. Llegó un punto en que coloqué comida en mi mano y ella se animó a comer de ella.

Nunca voy a olvidar el momento en que su miedo se quebró. Cuando comenzó a comer de mi mano, tomé la iniciativa de acariciar su cabecita con mi otra mano. Fue entonces que dejó de comer inmediatamente, comenzó a llorar, a besarme y saltar encima de mi. Ese momento es algo que llevaré grabado en mi memoria para siempre.

Roly, una perrita con sorpresa

Roly montada en el coche y camino a casa

Lo que sigue fue hablar con la Protectora de Animales de La Rioja, con la que yo ya tenía relación por ser casa de acogida de gatos hasta su adopción. Mi intención era ser casa de acogida de Roly hasta encontrarle un hogar definitivo donde ser feliz. Su nombre “Roly” viene de Roller (patines).  Elegí ese nombre porque buscaba alguna relación con el momento y el lugar en el que se produjo nuestro encuentro.

Montada en el coche sin esfuerzo porque fue abrir la puerta y Roly meterse dentro como si hubiese viajado conmigo toda su vida. Llegamos a casa y …  ¿cómo le explico a mi marido que aborté la práctica de patinaje por traer un perro a casa? Bueno, seamos sinceros, lo del patinaje a él le daba igual, la cuestión es qué hacía ese animal en casa.

Roly, una perrita con sorpresa

Roly no venía sola, venía con sorpresa

Que era una situación temporal no me lo creía ni yo porque a la vista estaba que Roly venía con premio, como un huevito Kinder. No estaba solamente gorda sino preñada y muy preñada.

Roly, una perrita con sorpresa

De hecho no pasó mucho tiempo porque el 15 de octubre de 2012, apenas 12 días después, parió a 8 cachorros en menos de 2 horas. Lamentablemente uno de ellos murió al día siguiente. El resto creció rápidamente y a las 3 semanas le comenzaron a asomar los dientes. Esto hizo que Roly, a pesar de ser una madre excepcional, empezara a evitar cada vez más a sus hijos. Los cachorros eran como pirañas que se aferraban a sus tetas. Así comenzó el inicio de su independencia y de que los cachorros comenzaran a comer comida sólida lo que los ayudó a crecer rápidamente.

Roly, una perrita con sorpresa

Desde el momento en que nacieron los cachorros comencé a difundir su adopción. Sabía que debían permanecer juntos, los hermanos y la madre, durante 2 meses pero aún así ya podía comenzar a buscarles dueños. Y así fue. Los cachorros empezaron a tener cada uno su dueño mucho antes de marcharse de casa.

Roly, una perrita con sorpresa

A Roly también se la promocionó para darla en adopción. Pero tenía varios motivos para que no se interesaran por ella. Entre ellos, su edad, su raza mestiza, su estado post parto que estéticamente no era muy agradable de ver y uno de sus ojitos que estaba dañado. Finalmente Roly dejó de ser mascota de acogida para ser adoptada por nosotros.

Roly y sus cachorros en la actualidad

Roly, una perrita con sorpresa Roly, una perrita con sorpresa Roly, una perrita con sorpresa

Al día de hoy cada 15 de octubre les envío un mensaje de Whatsapp a sus dueños para que le trasladen las felicitaciones de su mami, Roly, a cada uno de sus hijitos.

Cachorros Roly
Los cachorros de Roly: Duque (ex Pecas), Rizo, Toby (ex Rubito), Moli (ex Choco), Lulú (ex Peque), Luna (ex Gordi) y Blanqui.

Si te ha gustado este artículo síguenos en las redes sociales y ¡déjanos un comentario!

Facebook   favicon  Instagram