Calçots con salsa Romesco

Hola hortelanos!!! Hoy traemos una receta sencilla y deliciosa, apta también para veganos. Los calçots con salsa romesco son típicos de Cataluña y la manera tradicional de hacerlos es a fuego vivo. Pero otro método más sencillo, que nos sirve para hacerlo en casa, es en el horno. Es más limpio y también quedan estupendos. Baberola al cuello que empezamos!!!.


Raciones:  2 · Dificultad:  fácil · Tiempo preparación:  30 minutos


Calçots

Ingredientes para nuestros Calçots con salsa Romesco

  • Calçots
  • 1 tomate maduro
  • 2 ñoras
  • 1 cabeza de ajos
  • 50gr almendras tostadas (también puedes usar avellana)
  • 1 rebanada de pan tostado
  • 2gr de sal
  • 2 cucharadas de vinagre
  • 1 cucharada pimentón de la vera
  • Aceite
  • Chili

Elaboración del plato:

En primer lugar dejaremos las ñoras 24 horas antes en remojo para usarlas al día siguiente. Una vez hecho esto vamos a empezar por la salsa. Colocaremos en una fuente para horno el tomate (con unos cortes para que no reviente), las ñoras, los ajos y también los chilis. Lo asaremos todo a 180° durante 30 minutos. Terminado el asado le quitaremos la piel a los ajos, las ñoras y el tomate, y se colocarán en el vaso de la batidora junto, al jugo que ha soltado en la fuente.

Para terminar la salsa romesco añadiremos las almendras tostadas, el vinagre, el pimentón y también el pan tostado. Mientras trituramos el conjunto añadiremos la sal necesaria y ya tendremos nuestra salsa lista.

Calçots

Ahora le toca el turno a nuestros calçots. Como ya hemos dicho, al estar en casa, los haremos al horno. Para empezar les quitaremos la primera capa, mas sucia. Le cortaremos las raíces y lo colocaremos sobre una rejilla. Una vez hecho esto ya los tendremos listos para introducirlos al horno.

Calçots con salsa

Hornearemos los calçots a 200° durante aproximadamente 15 minutos (es importante tener el horno precalentado). Trataremos de hacer la receta con calçots que tengan un grosor de unos dos centímetros, para que no se queden quemados al ser muy finos, o crudos por gruesos. Ya que tenemos el horno a tope podemos aprovechar para tostar el pan junto a los calçots.

calcots

Para finalizar solo queda quitarle la capa quemada a los calçots mojarlos en tu salsa,  y disfrutar de su complejo sabor.

Calçots con salsa Romesco

Buen provecho y a comer!!!.


Si te ha gustado el artículo síguenos en redes sociales y ¡déjanos un comentario!.

 Facebook   favicon  Instagram

Deja un comentario